A comienzos de los años 80, se produce una importante modificación en el sistema de seguridad social chileno: se termina las antiguas cajas de previsión y se crean las Isapres.

Ante este cambio de escenario, la Alta Administración del Banco y la Federación de Sindicatos concluyen que la mejor manera de avanzar dentro del nuevo sistema, es manteniendo unidos a los trabajadores, buscando satisfacer sus necesidades de salud y las de sus familias de manera colectiva.

Así, producto de negociaciones colectivas y con la colaboración y apoyo de la Empresa, se formó el Fondo de Salud y Sobrevivencia de los Trabajadores del Banco Sant. Chile. Este Fondo, administrado por cuatro representantes del Banco y cuatro representantes de los trabajadores ( tres de ellos de la Federación de Sindicatos), ha trabajado en la búsqueda de las mejores alternativas, en el marco de una salud que tiene costos mayores cada día.

En Abril de 2005 la comisión administradora de Fondo de Salud, preocupada de buscar mejores beneficios y coberturas de salud para sus socios, a través de la compañía de seguros Chilena Consolidada, crea el Fondo del Servicio de Bienestar del Personal de Trabajadores del Banco Sant. Chile y Filiales.